La favorita de los críticos es “La La Land”

La La Land, “la consentida de Hollywood”.

Y es que, sin lugar a discusión, “esta película representa una novedad para el género musical, por lo que marcará una pauta en las próximas que vengan”, explica la directora general de Gran Cine, María Helena Freitas. “Ya no se trata de un largometraje contado a través de canciones como Cantando bajo la lluvia, sino de una historia ligera que tiene más diálogo, sin dejar de lado el aspecto musical. Además de que la pareja principal se muestra comprometida frente a las cámaras”, agrega.

Al respecto, el director general de Cinematográfica Blancica y crítico de cine José Pisano opina que “el séptimo arte quiere dar un mensaje de amor, espectáculo y fantasía y esta película es la ideal para transmitirlo”. “¡Cuidado si no supera las once estatuillas que se llevó Titanic en su momento!”, añade el conocedor, que a su vez piensa que estos son los principales motivos por los que el largometraje de Damien Chazelle podría llevarse a casa el premio a la Mejor película.

Sin embargo, otra que puede darle batalla en esta categoría es Moonlight, ya que, de acuerdo con ambos expertos la cinta toca temas sociales importantes para la actualidad mundial como es la discriminación racial, el bullying y la homosexualidad, “todos tratados en un contexto tan conflictivo como el que vive Estados Unidos hoy en día desde que Donald Trump es el presidente”, expone Freitas.

El premio a la Mejor actriz

Emma Stone es más que un nombre que se ha puesto de moda en Hollywood. La actriz de 28 años no solamente suena por ser la estrella de La La Land, sino por convertirse en la favorita en el renglón de Mejor actriz, frente al “desinfle” de Nathalie Portman, quien a pesar de ofrecer un retrato casi idéntico de la antigua primera dama Jackie Kennedy en la película Jackie, se enfrenta a una Stone que, de acuerdo con el cineasta venezolano Edgar Rocca, tendrá una estatuilla que representa la exhaltación de los “valores rosa” de Hollywood.

Con todo, no sería sorpresa que la francesa Isabelle Huppert se levante a recibir el premio, ya que en opinión de Freitas, Elle, la película dirigida por Paul Verhoeven, cae sobre los hombros de la actriz europea.

Mejor actor

El tratamiento psicológico que le da el estadounidense Casey Affleck al personaje de Lee Chandler en la cinta dramática Manchester frente al mar, lo ha hecho convertirse este año en el favorito para ganarse el Óscar al Mejor actor; aunque el “fuerte y conflictivo” trabajo de Denzel Washington en Fences también está dando la batalla en esta categoría.

“La labor de Washington refleja todo lo que somos como humanos: pasionales y conflictivos. Él merece este premio por ese logro”, dice Freitas.

Mejor actriz de reparto

Aunque la opinión general de los expertos considera que el desempeño de Michelle Williams ha crecido desde su participación en cintas como Mi semana con Marilyn, hasta llegar al quiebre de emociones que la desgarra totalmente en Manchester frente al mar,  el triunfo de Viola Davis en este renglón es casi un hecho. Y es que, desde su participación en The Help, la actriz afroamericana no había sido capaz de construir un personaje de una manera tan sólida y ser reconocida por la industria cinematográfica por tal tarea. “A base de un diálogo muy bien traído y de una actuación tan versátil como eficaz, ella se ha ganado la que parece ser su oportunidad definitiva”, sentencia Freitas.

Mejor actor de reparto

En la gala que podría convertirse en “la más negra de la historia”, no asombraría que Mahershala Ali se levante a recibir su primer Óscar por su actuación en Moonlight. Con todo, si Dev Patel triunfa  por Lion, más de un crítico de cine saltará emocionado.

Las apuestas ya están hechas. Sin embargo, como todo juego de azar, las dudas llegan pero no para quedarse y serán despejadas esta noche en una transmisión en vivo que hará TNT desde las 8:00 pm., en el hogar del séptimo arte.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*