La anorexia durante el embarazo

Durante el embarazo ganar kilos es inevitable, pero algunas mujeres pueden sufrir un miedo terrible a esto, hasta tener pregorexia, un trastorno psiquiátrico que  se produce cuando la madre con consume suficientes alimentos y sus rutinas de ejercicio son excesivas.

Lo común es que este trastorno se presente en mujeres que ya sufrieron algún desorden alimenticio, pero también existe la posibilidad de que sea la primera vez.

De acuerdo al Instituto de Medicina de Estados Unidos (IOM por sus siglas en inglés) las mujeres embarazadas pueden llegar a ganar entre 25 a 35 libras (11,5 a 16 kg), si esta tenía su peso ideal antes de concebir. El aumento de kilos durante el embarazo tiene que ser a través de una dieta balanceada.

Algunas de las consecuencias que puede generar la pregorexia pueden ser muy peligrosas, tanto para la salud de la madre como la del bebé, ya que puede presentar desnutrición, anemia, falta de calcio, baja producción de leche materna, alteraciones hormonales, pérdida de cabello y problemas con la piel.

Sin embargo, todos estos problemas pueden remediarse una vez que la mujer dé a luz, así podrá buscar ayuda psiquiátrica o psicológica. Pero las dificultades que tendrá el bebé no son tan sencillas de tratar ya que puede nacer con malformaciones, sobre todo si se presentan desórdenes alimenticios durante el segundo y tercer semestre de gestación.

Algunas de las consecuencias de la pregorexia que el bebé puede sufrir son:

  • Disminución del líquido amniótico
  • Retraso del crecimiento intrauterino
  • Parálisis cerebral
  • Desnutrición
  • Problemas cardiovasculares y digestivos
  • Defectos del desarrollo de los huesos
  • Muerte fetal intrauterina

Es por ello que es importante que los familiares noten los cambios alimenticios de la mujer en estado, ya que ella no reconocerá ningún problema. Las principales señales que deben estar alerta son: poco consumo de alimentos, gran cantidad de ejercicios, obsesión con su peso, rechazo a su cuerpo y al embarazo.

fuente:emedemujer.com

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*