Receta para galletas de avena

¿Buscando algo diferente para preparar? Seguro unas galletas de avena te caerán de maravilla, pues todos solo necesitas mezclar, y hornear.

Ingrendientes

  • 200 grs de mantequilla blanda
  • 250 grs de azúcar
  • 250 grs de azúcar morena
  • 2 huevos
  • 1 cdita. de extracto de vainilla
  • 150 grs de harina
  • 1 cdita. de bicarbonato de soda
  • 1 cdita. de sal
  • 1 y 1/2 cditas de canela en polvo
  • 450 grs de avena de cocción rápida

 

Preparación:

Mezcla en un bol las dos azúcar, los huevos y la mantequilla, agregándole un poquito de esencia de vainilla.

Luego añade la harina, el bicarbonato de soda, la sal y la canela, mezcla hasta obtener una crema homogenea. Agrega la avena y vuelve a mezclar.

Cubre el bol con un film plástico y llévalo al refrigerador durante por lo menos una hora (si es más tiempo mucho mejor). Mientras tanto, pre calienta el horno a 190º C (375º F).

Engrasa una fuente para horno. Toma la masa del refrigerador y realiza pequeñas bolitas del tamaño de una nuez. Colócalas en la fuente a unos 5 centímetros una de la otra y aplana cada galleta con un tenedor mojado en azúcar.

Hornea tus galletas durante 8 a 10 minutos.

Trucos para prevenir el daño en tus libros

El problema principal de el envejecimiento rápido en tus libros es el exceso de polvo y el almacenamiento de estos en lugar oscuros y húmedos. Primero debes tener en cuenta dónde ubicas tu biblioteca. Toma como referencia un lugar de la casa libre de humedad y con ventilación, evitando siempre que los rayos del sol penetren en tus libros, pues las páginas y la portada pierden color con los rayos ultravioleta.

Limpia semanalmente el polvo de tu biblioteca, si es de madera, usa productos especiales para crear una capa protectora sobre este material. Puedes tomar un trapito y sacudir tus libros delicadamente, y por encima. Siempre que limpies el mueble donde se encuentra tu colección de novelas o cuentos, asegúrate de que esté seco, la humedad será tu peor enemiga, y atraerá a esos animalitos devoradores de papel.

Ubícalos siempre de forma vertical sobre una superficie plana, no los dejes mucho tiempo recostados de una pared porque así se prolifera la humedad dentro de sus páginas.

Fuente: emedemujer.

Consejos básicos para tu primer jardín

La jardinería necesita paciencia y dedicación. No debes estudiar mucho, solo estar muy al tanto del cuidado de tus plantas, y saber todos los trucos para que estas crezcan rápido y no se sequen sin razón aparente. Lo primero que debes tener en cuenta es el clima, porque cada planta necesita crecer en temperaturas adecuadas.

Luego debes asegurarte de la cantidad de luz que estas reciban, algunas necesitan más luz solar que otras, o deben estar expuestas al sol por algunas pocas horas al día. También debes prestar atención al tipo de tierra y el terreno en el que crecerá, algunas plantas como los cactus necesitan terrenos arenosos y drenados y otras como las heliconias que prefieren los terrenos arcillosos y húmedos.

Debes saber muy bien como regalarlas, no todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua. Las plantas en exteriores se deben regar como mínimo una vez por semana; las de interiores, cada 10 días. Claro, esto también dependerá de la especie.

Y por último, atento con el drenaje, tanto la tierra como el envase donde coloques tu planta deben permitir que los excesos de agua salgan. El agua empozada en la tierra hace que las raíces de las plantas se pudran y esta muera.

 

fuente: emedemujer

 

¡No botes el residuo de tu café! Puedes usarlo en otras cosas

En algunos lugares al residuo del café se le dice, “borra” o “poso” , y esta mezcla es rica en antioxidantes y nutrientes que son muy buenos para tratamientos de belleza, jardinería y eliminación de malos olores.

Entre los tantos usos que puedes darle te decimos que el primero es como exfoliante, puedes aplicarlo suavemente en tu rostro, o si no te gusta la sensación, mézclalo con tu crema hidratante o exfoliante favorita. Si el posos de café tiene grumos debes aplastarlos  hasta convertirlos en grumos.

Tu cabello también puede crecer más rápido si mezclas esto en dos tazas de agua caliente y luego lo viertes en un atomizador. Hazlo todas las mañanas, pero si tienes el cabello claro puede oscurecerse. Otro beneficio para tu cabello es la suavidad que esta mezcla le brindará si te lo aplicas antes del champú.

Para tu jardín puedes mezclar en cinco galones de agua 250 gramos del poso de café, lo dejas reposar al aire libre y luego lo usas como fertilizante.

Puedes crear velas aromáticas, en un cartón de leche o jugo puedes poner n poco de cera de vela (parafina) líquida antes de que se seque y endurezca por completo se le agregan la borra del café. Completa con más parafina líquida y coloca la mecha. Al secar rompe el cartón y tienes una vela de gran aroma.

Y para el mal olor de los pies, frótalos con la borra del café y te ayudará a suavizarlos, eliminar las células muertas, controlar la sudoración y eliminar el mal olor.

 

 

 

fuente: Carina Angulo/ EmedeMujer

 

Cómo mantener fresco tu hogar

Aunque las temperaturas sean altas es recomendable tener la casa bien ventilada. Lo mejor es hacerlo a primera hora de la mañana o por la noche cuando el aire es más fresco, así conseguiremos ventilar el espacio sin que entre excesivo calor.

A veces es difícil mantener la casa fresca en medio de tantos cambios climáticos. Llegamos al lugar de descanso y nos encontramos con que está hecha un horno. Pero todo tiene una solución y con la ayuda de estos tips seguro lo lograrás:

Bajar las persianas en las horas centrales del día: En los días calurosos conviene bajar las persianas para frenar el calor pero dejar entrar la brisa por los agujeros.

Ventanas bien aisladas: Este tema nos suele preocupar únicamente en invierno, pero al igual que en esta época se escapa por esos huecos el calor de nuestras casas, durante el verano entrará por ellos. Si nuestra casa está muy expuesta al sol, lo mejor será colocar unos toldos que cubran las ventanas e impidan que incidan en exceso los rayos.  

Evita encender aparatos eléctricos y luces: Por muy pequeña que sea una bombilla esta emitirá calor. Así que mantendremos apagado todo lo que resulte prescindible. Al contrario de lo que podamos pensar, los electrodomésticos, como el ordenador o la televisión, en modo espera o “stand-by” también generan calor. Utilizar el horno en la cocina durante estos días queda “prohibido” salvo que sea imprescindible.

Llena de verde tu casa: Sobre todo de plantas con hojas verdes y de gran tamaño. Pulveriza agua sobre estas y verás como refrescan el ambiente.

Riega tu terraza o balcón: Cuando cae el sol puedes refrescar las superficies que rodean tu casa. Sobre todo si han incidido en ellas los rayos.

Ventiladores. Es recomendable que si estos están situados en el techo el sentido de rotación sea hacia la izquierda para que atraigan el aire caliente. Si solo podemos tener ventiladores de pie es importante que durante el día expulsen el aire caliente hacia la calle y durante la noche atraigan el aire fresco hacia la casa.

Aleja las alergias de tu casa con estos trucos

Para una persona alérgica, el objetivo principal de las tareas domésticas consiste en reducir el polvo y acabar con los ácaros. Hay que pasar la aspiradora a menudo, escoger el suelo adecuado e impedir la entrada de las mascotas en el dormitorio.

Ya que las alergias son una patología crónica que va empeorando con el tiempo, lo mejor es reducir o eliminar todo aquello que pueda ocasionar atopias.

10 trucos para hacer frente a las alergias en casa

  1. Compra la aspiradora adecuada: Comprueba que tu aspiradora dispone de un filtro de aire de alta eficiencia. Quita el polvo y pasa la aspiradora por toda la casa una vez a la semana.
  2. Elige las tapicerías con cuidado: Los ácaros del polvo, el pelo y las escamas se adhieren a las telas; son más aconsejables los suelos y las alfombras lavables. Las cortinas atraen a los ácaros: pasa la aspiradora y lávalas.
  3. Compra fundas a prueba de alérgenos: Compra fundas a prueba de alérgenos para almohadas, colchones y edredones. El tejido es muy tupido para evitar la entrada de alérgenos de la ropa de cama.
  4. Lava la ropa de cama a alta temperatura: Lava sábanas, fundas de almohada y colchones, y mantas a 60ºC para acabar con los ácaros. Si las instrucciones aconsejan lavado en frío, mete en el congelador durante seis horas para matar los ácaros.
  5. Mantén todo fresco y seco: Como los ácaros del polvo adoran el calor y la humedad, abre las ventanas, mantén baja la temperatura y, si es necesario, utiliza un deshumificador, sobre todo en los dormitorio.
  6. La ropa de cama de tu mascota: Opta por prendas lavables a máquina y lávalas mínimo cada dos semanas. Elige cestas de plástico que se limpian fácilmente.
  7. Baña periódicamente a tu mascota: Los baños periódicos reducen la cantidad de alérgenos que se propagan por la casa. Si inicias la rutina del baño cuando son cachorritos, es posible que se acostumbren.
  8. Evita la piel seca y escamosa: Para impedir que la piel del perro se vuelva seca y escamosa, pon a diario una pequeña cantidad de aceite vegetal en su dieta. A los gatos les va bien aceite de pescado o de sardinas una vez por semana.
  9. Cepilla las mascotas con frecuencia: Acostúmbrate a cepillar a tu mascota al menos una vez por semana. Péinala al aire libre y delega la tarea en las personas menos alérgicas de tu familia.
  10. Evita que entren en el dormitorio: Impide que las mascotas entren en los dormitorios o se suban a las camas. Siempre que puedas, es aconsejable que los mantengas apartados de las tapicerías.

Los beneficios de regalarle una tablet a tu abuelo

La revolución de los productos smart ha llegado a todos los rangos de edad y los más viejitos no son la excepción al fenómeno. Hoy en día, es habitual ver a abuelos que usan los beneficios de internet para permanecer conectados con sus parientes, estén donde estén, y poder participar en el intercambio de experiencias y archivos como fotos y videos familiares.

A la hora de favorecer la entrada de este grupo de edad en la “era de la conectividad”, dispositivos como los smartphones o tablets, han contribuido significativamente.  

La razón de es que este tipo de dispositivos simplifican mucho el acceso a Internet a nuestros mayores, que pueden percibir el teclado y el ratón de un ordenador de sobremesa o portátil mucho más complejo y menos intuitivo que el uso de una tablet, donde la interfaz táctil les resulta mucho más cómoda a la hora de consultar todo tipo de contenidos.

Ventajas de uso de tablets en mayores de edad

– El sistema de control táctil resulta sencillo e intuitivo, permite realizar tareas rutinarias como leer el periódico o consultar el correo con un par de “clicks”.

– Con la edad, es normal volverse más olvidadizos y, en este sentido, las tablets facilitan la navegación en comparación con los ordenadores. Estos dispositivos inteligentes,  por su propio sistema operativo, exigen menos pasos para realizar las mismas consultas gracias a su configuración a través de aplicaciones que nos llevan directamente a los contenidos que nos interesan.

– El uso de tablets permite a las personas mayores el acceso a contenidos útiles como la realización de trámites burocráticos, operaciones bancarias o compras de un modo muy cómodo y sin necesidad de dar mil vueltas.

-A a través del uso de tablets, cualquier persona puede disfrutar del ocio que más le interese y entretenga: películas, música, lectura, sus programas de TV favoritos…una herramienta muy interesante para personas ya jubiladas y con más tiempo libre.

– El mayor beneficio de estar conectados a la red es poder conectar con amigos y familia, ya sea por videoconferencia, email o redes sociales. El 75% de las personas de más de 70 años que viven solas reconocen sentirse solos y para ellas, la posibilidad de acceder a la red con un ordenador o una tablet es una forma muy efectiva de reducir la sensación de aislamiento.

Cuida el ambiente: reduce el consumo de agua

El agua es imprescindible para la vida y la mayoría pensamos que es un recurso inagotable y gastamos agua sin prestar mucha atención a la cantidad, pero lo cierto es que el agua es un recurso limitado y cada vez son más las zonas que sufren de escasez de este elemento.

El uso de agua en los hogares, especialmente el agua caliente, utiliza energía y contribuye a aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero que influyen en el cambio climático.

Es necesario que todos tomemos conciencia de la importancia que tiene el uso racional del agua. Pequeños gestos pueden conseguir grandes resultados y un poco de ahorro en cada uno de nuestros hogares significa muchos litros de agua ahorrados a lo largo del año.

7 gestos para ahorrar agua en el hogar

  1. Compra electrodomésticos ecológicos y no olvides poner la lavadora y el lavavajillas con la carga completa y el programa adecuado. Lavar a mano significa consumir un 40% más de agua.
  2. No utilices el agua para descongelar alimentos, sácalos del congelador con la antelación suficiente, evitarás un gasto totalmente innecesario.
  3. Cierra el grifo mientras te lavas los dientes, te afeitas o te enjabonas las manos. Un grifo abierto consume hasta 12 litros de agua al minuto.  
  4. Coloca una papelera en el baño, recuerda que el inodoro no es un cubo de basura y que esas descargas de la cisterna son totalmente innecesarias y fáciles de evitar.
  5. Coloca filtros en grifos y duchas, reducirás el consumo hasta un 50 %.
  6. Mantén los grifos de tu hogar a punto, reparando aquellos que lo necesiten, así evitarás que goteen; ten en cuenta que una gota no significa nada, pero 30 gotas por segundo suponen un gasto de 15 litros de agua al día.
  7. Si tienes plantas riégalas por la noche o al amanecer, evitarás que el sol evapore el agua y no tendrás que regarlas tan a menudo.